int(57439)
 -
      string(3) "467"
    

Elige la pintura epóxica adecuada para la protección de metales

Generalidades

Elige la pintura epóxica adecuada para la protección de metales

Las pinturas epóxicas constan de dos componentes que al mezclarse ofrecen una alta resistencia a diferentes soluciones químicas y físicas como la abrasión, lo que se traduce en alta durabilidad.

Estos recubrimientos funcionan como sistemas de protección de estructuras metálicas en viviendas, centros comerciales, plantas industriales, hospitales, entre otros lugares que requieren proteger el acero de la corrosión y proporcionan acabados estéticos. También son usados en superficies de concreto como pisos y paredes en áreas con un alto grado de asepsia por su facilidad en el lavado y su resistencia química.

¿Qué tipos de pinturas epóxicas existen?

En el mercado se encuentran las pinturas epóxicas anticorrosivas, de acabado o autoimprimantes. Las anticorrosivas tienen un compuesto inhibidor de la corrosión o protegen por barrera y son la base protectora del acero. Debe ser fundamental que en su formulación tengan una excelente adherencia sobre el sustrato (acero al carbono o galvanizado por ejemplo), y promover la adherencia de la pintura de acabado sobre el metal.

Las pinturas epóxicas de acabado son las que se aplican sobre las anticorrosivas para proteger de las condiciones del entorno. Y las autoimprimantes, son pinturas epóxicas que tienen la función de ser anticorrosivo y acabado a la vez porque contienen inhibidores de corrosión o también protegen por barrera.

 

Elige la anticorrosiva epóxica adecuada para la protección de metales

 

¿Cómo elegir la mejor anticorrosiva epóxica?

En el portafolio de soluciones de Corrotec de Pintuco podemos encontrar diferentes tipos de anticorrosivas epóxicas que se eligen de acuerdo con la función a cumplir por el elemento a recubrir, el tipo de acabado a usar o el tipo de metal. Te presentamos a continuación las anticorrosivas epóxicas ideales para la protección de estructuras metálicas y cómo elegirlas.

Todas estas anticorrosivas pueden ser aplicadas con pistola, rodillo o brocha y son compatibles con acabados Pintuco alquídicos, acrílicos y poliuretanos.

Corrotec epóxico 10046/13229

Es una anticorrosiva epóxica con pigmento fosfato de zinc como inhibidor de la corrosión y con un endurecedor poliamídico. Es resistente a aguas dulces y saladas, ácidos débiles, álcalis, ajustadores alifáticos o aromáticos y temperaturas de 120°C en seco.

Es ideal en estructuras galvanizadas, aluminio, antimonio, zinc, hojalatas, puentes, instalaciones marinas y portuarias, barcos, maquinaria y equipos expuestos en ambientes de alta contaminación industrial. No se recomienda para uso inmersión (es decir para tanques que van a almacenar algún tipo de líquido).

Corrotec epóxico 10050/13227

Anticorrosiva epóxica con óxido de hierro inhibido de la corrosión y endurecedor poliamínico. Es resistente a disolventes alifáticos, ácidos débiles y temperaturas de 120°C en seco y 70°C en inmersión (aguas potables y no potables). Es ideal en tanques de almacenamiento de agua potable, estructuras, puentes, instalaciones marinas y portuarias, barcos, plataformas de perforación y objetos metálicos en ambientes de alta contaminación industrial.

Corrotec epóxico 50rs

Anticorrosiva epóxica de rápido secado con pigmentos fosfato de zinc, que inhibe la corrosión en superficies de acero. Su rápido secado mejora la productividad en los procesos. Tiene una alta resistencia a la abrasión y puede ser usado como anticorrosivo en sistemas de protección en amientes de alta agresividad.

Para lograr una mayor productividad puede ser considerada la aplicación de Corrotec epóxico 70RS que tiene un mayor porcentaje de sólidos y por lo tanto mayor rendimiento.

 

Encuentra todas las soluciones en pintura anticorrosiva Corrotec de Pintuco para mantener tus metales vivos y fuertes por más tiempo.