int(27375)
 -
      string(3) "160"
    

Prado vive su patrimonio y se llena de color en palacé

Fundación

Prado vive su patrimonio y se llena de color en palacé

“Prado Vive su Patrimonio” es un convenio de asociación, con el que se busca la transformación y revitalización del único barrio de Medellín, declarado patrimonio arquitectónico hace más de 10 años.

La Agencia para la Gestión del Paisaje, el Patrimonio y las Alianzas Público Privadas de la Alcaldía de Medellín (APP) junto con la Fundación Pintuco realizan el proyecto Prado Vive su Patrimonio, que busca revitalizar uno de los principales barrios de la ciudad con la participación de sus habitantes.

Esta iniciativa, cargada de color, contempla la intervención de 109 fachadas y dos murales artísticos relacionados con la historia del barrio, además de sumarse a la conservación del patrimonio arquitectónico, histórico y cultural del corredor de la carrera 50 (Palacé), entre las calles 58 y 66, que cuenta con la mayor cantidad de Bienes de Interés Cultural.

Prado es el único barrio declarado patrimonio arquitectónico de la ciudad desde el 2006, y por su valor histórico, estético y simbólico, plasmado en sus características paisajísticas, urbanas y arquitectónicas, se busca fortalecer este territorio como un referente de memoria e identidad para Medellín.

Para el mejoramiento de la estética patrimonial, se crearon tres paletas de colores, que evocan momentos históricos o tradiciones representativas del barrio. En la intervención, 65 de los predios son Bienes de Interés Cultural, los cuales contarán con estudios técnicos especializados, con el fin de hacer una correcta conservación patrimonial de sus fachadas.

Estos predios especiales, también tendrán calas estratigráficas, estudios de los diferentes colores que han tenido los predios a lo largo de la historia, para presentarle a la comunidad una gama de tonalidades que reflejan la huella histórica de Prado.

Socializaciones, activaciones comunitarias, visitas domiciliarias, recorridos con residentes y visitantes, talleres de memoria histórica y patrimonio, e intervenciones de fachadas y murales, son algunas de las actividades del proyecto que apoyarán el fortalecimiento del tejido social, el encuentro, disfrute y esparcimiento de propios y visitantes de este importante sector de la ciudad.