Categoría

Construcción

Manejo de residuos

Manejo de residuos eficiente en proyectos arquitectónicos

,

Los materiales utilizados por los sectores de la construcción, arquitectura y diseño generan una importante cantidad de residuos. Una mala administración de estos desechos impacta negativamente sobre el medio ambiente, afectando el entorno y la calidad de vida de todas las personas. Así, el manejo de residuos se ha convertido en un tema de interés público.

¿Cómo manipular correctamente los desechos en la construcción y, al mismo tiempo, reducirlos con procesos de edificación más eficientes?

Ebook Espacio Multifuncional.

Guía para un manejo de residuos inteligente

A continuación, profundizamos en algunas estrategias para reducir el impacto ambiental en arquitectura, diseño y construcción: 

Manejo de residuos: reaprovechar materiales constructivos en diseño

Antes de pensar en el manejo de residuos, comienza por reducir el nivel de desperdicio en cada obra. Para lograrlo, puedes implementar algunas estrategias de reaprovechamiento de los materiales constructivos:

  • Estibas para diseñar muebles: estos armazones pueden ser la base de sillones con almohadones. Apilados, se usan para armar mesas de centro. Otra posibilidad es amurarlos a las paredes para colgar materas.
  • Canecas para hacer materas: las canecas de pintura y otros materiales, son excelentes contenedores para almacenar objetos o crear materas. Solo necesitas darle un revestimiento atractivo. 
  • Cerámicos en paredes, escalones y paneles decorativos: los trocitos de materiales cerámicos de distintos colores, pueden embellecer el interior de cualquier hogar. Puedes aplicarlos en superficies de hormigón formando patrones o de manera desestructurada.
  • Muros de gaviones: estas canastas metálicas pueden rellenarse con piedras grandes, ladrillos rotos y hasta trozos de hormigón para crear divisiones. Idealmente se utilizan en exteriores.
  • Placas de madera y vigas para crear muebles artesanales: los restos de madera pueden utilizarse sin pulir o darles un tratamiento para crear repisas flotantes, bibliotecas o barras de desayuno. 

Para cuidar el planeta, además de reaprovechar los materiales, es importante incluir sistemas de energía limpia en tus proyectos arquitectónicos. Por ejemplo, instalando colectores de energía geotérmica para climatizar los edificios de forma sustentable. Otra opción son las calderas de energía biomasa, que satisfacen el consumo energético sin emisiones de CO2.

Reducir el uso de material

Para generar menos desperdicios, resulta clave reducir la cantidad de materiales utilizados en las obras. En este sentido, existen distintas opciones para crear proyectos arquitectónicos más eficientes:  

  • Implementar placas más delgadas y livianas.
  • Usar materiales alternativos, reciclados y menos contaminantes.
  • Diseñar estructuras mecánicamente más eficientes.
  • Preferir las armazones metálicas y los elementos prefabricados en concreto u hormigón.
  • Reducir el uso de encofrados, andamios y otros medios auxiliares.
  • Hacer nichos en las paredes como nuevos espacios de almacenamiento.
Manejo de residuos

Reutilizar los desperdicios en nuevas obras

Un correcto manejo de residuos incluye el reaprovechamiento de los desperdicios de obra en nuevos proyectos. Si bien implica el traslado de los sobrantes hacia otra ubicación, supone un importante ahorro en materiales. Por ejemplo:

  • Restos de madera: pueden usarse como estacas.
  • Armazones metálicos: son útiles para los andamiajes.
  • Hormigón: los restos se muelen y son agregados a nuevas mezclas. A su vez, los trozos más grandes sirven para rellenar gaviones.
  • Materiales engomados: el caucho y otros materiales de origen plástico, pueden usarse para pavimentar áreas de juegos infantiles.
  • Residuos de poliestireno expandido: los ambientes interiores pueden revestirse de EPS reciclado para mejorar su acústica.

Vidrios, cerámicos y piedrecillas: se utilizan para crear placas de granito con diferentes colores y texturas. Más adelante, el granito se aplica en pisos y encimeras.

Utilizar materia prima reciclada 

Con relación a lo anterior, muchas empresas se ocupan del manejo de residuos creando materia prima a partir de los desechos, contribuyendo con el modelo de economía circular. Estos son algunos materiales reciclados que puedes comprar a tus proveedores:

  • Ladrillos fabricados con plástico y caucho.
  • Láminas de MDF obtenidas con la molienda de madera.
  • Tejas de plástico reciclado.
  • Acero refundido para framing.
  • Fibra de vidrio elaborada con fragmentos de vidrio reciclado.
  • Resinas reutilizadas para fabricar mobiliario en impresoras 3D.
  • Yeso reciclado para recubrir techos y paredes o fabricar molduras.
  • Las canecas plásticas de las pinturas y los tambores metálicos, en alianza con otras empresas, son recogidas en obra para luego ser aprovechadas para la generación de combustible o introducidos nuevamente en nuestra cadena productiva. 

Optimizar el almacenamiento y traslado para el manejo de residuos

Asimismo, siempre es una buena idea sumar, al correcto manejo de residuos, una logística eficiente para reducir las emisiones de CO2. Es importante depositar los residuos que no se puedan reutilizar en los sitios adecuados.

Por otra parte, debes transportar la mayor cantidad posible de materiales de una sola vez, evitando múltiples viajes en camiones u otros vehículos. A fin de cuentas, este tipo de transportes que funcionan con combustibles fósiles, son altamente contaminantes.     En conclusión, un buen manejo de residuos no solo ayuda a conservar el medio ambiente y provocar menos contaminación. También permite ahorrar tiempo y dinero, generando nuevas estrategias de construcción y diseño. Aplica estos consejos para gestionar mejor los desperdicios en tus obras.

Referencias Bibliográficas

otros
Blogs